h1

Qué mala es la envidia!

16 abril 2009

La envidia siempre es perjudicial para el envidiado, ya que le quita su energía positiva y entonces es cuando empiezan a salir mal las cosas. Pero para todo hay soluciones.

Por ejemplo, puedo visualizarme, antes de dormir, dentro de una burbuja de energía (que es mi protección) y reforzarla visualizando un rayo de color blanco azulado que llega a esa burbuja y la baña de energía positiva, así cuando las malas vibraciones (o las envidias) lleguen a mí, reboten y vuelvan a la persona que me las manda.

Otra manera de evitarla es haciendo un poco de magia blanca, y en este caso lo que debo hacer es coger un trozo de papel (si es de carboncillo mejor), escribir en él algo como “que dejen de hablar mal de mi y se abstengan de hacerme daño”. Luego corto un limón por la parte de arriba e introduzco el papel escrito dentro y vuelvo a poner la tapa del limón. Después tengo que coser con hilo negro la cáscara del limón para que quede unida. Y por último pongo el limón dentro de un vaso o cuenco (mejor si es metálico) con agua y lo meto al congelador.
Hay más hechizos, pero voy a probar éste.

Lo esencial es creer en la magia para que dé resultado. Y yo sí creo.

Ese alguien que me envidia que se prepare para recibir lo que él me manda.

Paz y abundancia para todos!

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: