Posts etiquetados ‘mujer géminis’

h1

Géminis, el Signo Zodiacal del mes

9 junio 2009

geminisDel 22 de mayo al 21 de junio. Regido por Mercurio.

Sus rasgos

Géminis se distingue por ser vivaz, rápido y dotado de un sentido del humor con el que acomete los desafíos del destino. De marcado sentido crítico y mente despierta, no es amigo del respeto de las tradiciones ni sigue las convenciones sociales. El sentirse atraído por diversos puntos de atención puede arrastra a una cierta superficialidad al Géminis, que a menudo adolece de falta de paciencia para sacar provecho de lo que le depara la vida. Tiene el don de establecer relaciones fácilmente mediante la comunicación rápida. Presta mucha atención a la moda, y mantiene el afán de estar al día de todos los asuntos que estén en boga. Hay algunos Géminis de excepcional capacidad intelectual que pueden obtener triunfos sin demasiado esfurzo. Habrán de resistir después si quieren permanecer en lo alto, ya que la falta de constancia puede provocar que desciendan a tanta velocidad como ascencieron.

Su Carácter

Géminis tiene una personalidad mutante en dos vertientes. Es frecuente que no cause la misma impresión en dos personas, e incluso en la misma persona. No suele permanecer demasiado tiempo en el mismo empleo y, por lo general, alberga muchas dudas a la hora de dar el paso de compartir la vida con otra persona. Dispone del adcuado ingenio para dedicarte a tareas imaginativas y creadoras. No acostumbra a aceptar de buen grado que se le haga esperar.  Sin embargo la puntualidad no es precisamente la mejor cualidad de Géminis, prácticamente nunca llega a la hora. Es infalible en competiciones de rapidez mental. Es también un estupendo negociante y se muestra infalible cuando conviene convencer a alguien remiso a aceptar un acuerdo o una compra. Géminis encauza la vida en pos de un ideal, que no acierta a atisbar dónde está, pues cuando le parece que lo ha alcanzado, se siente pronto sediento de más y otea el horizonte para buscar su siguiente objetivo. Sin embargo, su poca paciencia, hace que deje las cosas a medias, o que se canse demasiado pronto de un objeto, una persona o una actividad, aunque más adelante se arrepienta de lo que ha dejado.

Sus virtudes son la versatilidad, la agudeza mental, la diligencia perceptiva y la flexibilidad. Sus defectos la impaciencia, charlatanería, ambigüedad, ligereza, falsedad y percepción distorsionada de la realidad.

El Amor

Para Géminis el amor físico es necesario, pero cuando se convierte en una traba para la libertad que anhela, lo repudia rápidamente, se olvida del afecto, del cariño y del calor de un abrazo acogedor, sin ser consciente de que tal vez esté desechando el bien más preciado.

El hombre Géminis lleva la curiosidad hasta el campo de las relaciones amorosas, aunque sexualmente sea un tanto frío. Sin embargo, es fácil de estimular a causa de la inquietud propia del signo; muestra deseos de saber e indagar en todas las novedades, por lo que es susceptible de manifestar ambigüedad.

La mujer Géminis es alegre, está plena de vida y dotada de una encantadora simpatía, aunque no demasiado sensual. Cuando llega a la maternidad, mantiene la juventud y resulta la mejor compañera de juegos de sus hijos.

Tanto el hombre como la mujer Géminis guardan el espíritu juvenil hasta la senectud, ya que nunca pierde el sentido del humor y una actitud receptiva ante las novedades.

El Sexo

El hombre Géminis está preparado para otorgar todos los deseos que se le ocurran a la mujer que ame, ya que está dotado de una imaginación muy variada y rica. No se enfrasca en amores terrenales de profundas implicaciones emocionales, ya que posee la sapiencia para inventar una atmósfera fantástica que contribuye a que su amante se envuelva en los sueños románticos que la estimulen en la relación sexual. Sin embargo, pasado algún tiempo, tal vez no le baste con la imaginación y entonces el hombre Géminis tiende a sufrir un desapego que no siempre satisface las ansias de amor de la mujer a la que ama.

Tiende a desconfiar vagamente del sexo si no lo contempla bajo el prisma de la imaginación. Acomete la relación amorosa con tacto delicado y sensible naturaleza sexual, recurriendo a  abrazos sedosos que despiertan en la mujer el anhelo de ser estrechada durante mucho rato. En la delicadeza, la finura y la seducción que destila el varón Géminis puede haber tanta sutileza que hay momentos en los que la mujer amada creerá haber entrado en trance antes de culminar el acto amoroso. Tiende a entregar de sí tanto como se requiere y se confía, pero ni un poquito más.

La mujer Géminis, expresa el amor físicamente en una multiplicidad de formas. Desempeña decorosamente el papel que le corresponde en la relación afectiva; no sólo acata las reglas del juego, sino que discurre una extensa variedad de opciones que mantengan embelesado al compañero. No hay nadie como la mujer Géminis para agregar alicientes al acto sexual, lo que repercutirá en la satisfacción de la pareja.

La chica Géminis anhela, quiere y ansía que la traten como a una mujer, no como a una cautivadora, y frágil muchacha. Sin embargo en el amor de la mujer Géminis existe un factor de incierto desapego, como si la mente se resistiera al abandono completo en el éxtasis sensual. Tal frialdad es debida al comportamiento doble del signo, y puede esto provocar un cierto temor en el compañero (que se pregunta si es a causa de su incompetencia).

Se siente segura y desarrolla una honda pasión cuando es amada por un compañero que adpte una actitud gozosa en el aspecto sexual, lo que será motivo de una plena complacencia. No es auténticamente apasionada, ni capaz de experimentar el amor tal como lo experimentan otras personas más emocionales, por eso es posible que tenga más interés en el intelecto y el alma del amante que en la sexualidad. Necesita oir palabras de amor encaminadas a estimular su deseo de emprender el acto sexual, pero a menudo no les presta atención, porque es impaciente y no goza de la virtud de la calma. Es inocente e imprevisible, y no acierta a concebir que resulte fácil la unión de dos personas en un solo ser. Será porque las dos partes que habitan en ella rara vez se ponen de acuerdo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.